Calle Gremi Teixidors, 26, local 3, 1ª planta 07009 Palma de Mallorca

NewsNewsletterNoticiasBitcoins

15 febrero, 2018

El año pasado, cientos de miles de inversores decidieron apostar por el bitcoin y otras divisas digitales, lo que provocó un repunte de los precios. Ahora que se acerca la temporada de presentar la declaración de la renta, muchos desconocerán que tienen una deuda con el Gobierno federal.

Hace cuatro años, el Servicio de Recaudación (IRS, por sus siglas en inglés) anunció que las monedas virtuales deberían recibir el mismo tratamiento que la propiedad y que los contribuyentes deberían pagar un impuesto por las ganancias acumuladas.

«Para los inversores que se han gastado los beneficios, podría ser un duro golpe», explica Mike Slack, analista de la consultora H & R Block.

A pesar de la caída en los precios, el bitcoin cayó por debajo de los 8.000 dólares la semana pasada, casi un 60% desde su máximo de diciembre, la fiebre de las criptomonedas sigue viva.

Tim Hockey, consejero delegado de TD Ameritrade, uno de los principales brokers online de EEUU, asegura que «nunca he visto este nivel de operaciones; hay un interés especial en acciones relacionadas con la tecnología blockchain y el cannabis».

Al IRS le preocupa desde hace tiempo que los beneficios derivados de las operaciones en criptodivisas no se estén declarando.

«Los contribuyentes que no declaren los beneficios de las operaciones con criptodivisas serán sancionados», ha anunciado el Organismo.

En EEUU el impuesto sobre las ganancias de capital se calcula sobre la diferencia en dólares entre el valor del activo en el momento de la compra y de la venta. Si ha pasado menos de un año entre las dos operaciones, un operador que gane entre 38.701 y 82.500 debería pagar un tipo marginal del 22%.

Los operadores en bitcoin en Reino Unido también estarían sujetos al pago de impuestos, con tasas que ascienden hasta el 45%, aunque esta medida sólo se aplicará en casos en los que las operaciones sean «muy habituales».

Según las autoridades fiscales de EEUU, entre 2013 y 2015, sólo hubo entre 800 y 900 personas al año que presentaron declaraciones en las que aparecían operaciones vinculadas al bitcoin.

Todos los contenidos © copyright Salomó&Bonet-Godó Palma de Mallorca.